50 años de la construcción del Muro de Berlín

9 Ago

El sábado próximo, centenares de personalidades, entre ellas la canciller Angela Merkel, se reunirán para conmemorar un nuevo aniversario de la construcción de lo que para los berlineses sería “el muro de la vergüenza”.

Berlín conmemora este sábado los 50 años de la construcción del Muro que escindió la ciudad en dos partes antagónicas durante 28 años, separando familias y amigos para convertirse en el símbolo de la división de Europa durante la Guerra Fría.

Un fotógrafo lograría inmortalizar la célebre escena de Frieda Schulze, una anciana de 77 años, saltando de la ventana de su apartamento, en la primera planta del número 29 de la calle Bernauerstrasse para pasar a Berlín occidental. Finalmente lo consigue con ayuda de los bomberos del enclave capitalista, que tienden una manta a sus pies para amortiguar la caída.

La escena tiene lugar el 25 de septiembre de 1961. Un mes y doce días antes, el 13 de agosto, el régimen comunista de la Alemania del Este ha empezado a erigir un muro de cemento bajo las ventanas de la anciana. Es el Muro de Berlín.

El sábado, centenares de personalidades, entre ellas la canciller Angela Merkel, se reunirán en la calle de Frieda Schulze para conmemorar el 50º aniversario de la construcción de lo que para los berlineses sería “el muro de la vergüenza”.

La noche del sábado 12 al domingo 13 de agosto de 1961, el dirigente de la República Democrática Alemana, Walter Ulbricht, da la orden de lanzar la “operación Rosa”. Más de diez mil soldados del régimen comunista son encargados de construir “un muro de protección antifascista” para separar la parte oriental de la ciudad del oeste capitalista.

Las autoridades de la Alemania comunista, apoyadas por Moscú, quieren poner fin al éxodo de habitantes de la RDA hacia las zonas ocupadas por los aliados, impidiéndoles huir a través del enclave capitalista que constituye Berlín occidental. En agosto de 1961, más de 2,5 millones de personas han abandonado la RDA, que cuenta entonces con 19 millones de habitantes.

El 13 de ese mes, los soldados bloquean las calles y líneas de tren situadas alrededor de Berlín occidental. Los metros y trenes suburbanos reciben de pronto la orden de detenerse.

Los berlineses descubren al despertar alambres de púas, vallas y un muro de cemento que asoma en sus calles.

“Desde la una de la madrugada, los soldados cavan un foso de medio metro de profundidad y de ancho”, cuenta el corresponsal de la radio nacional que se encuentra ese día en la Puerta de Brandeburgo, en pleno centro de la capital.

El alcalde de Berlín, el futuro canciller de Alemania occidental Willy Brandt, denuncia con vehemencia la decisión comunista.

“Bajo la mirada de la comunidad mundial de los pueblos, Berlín acusa a los separadores de la ciudad (…) de crimen contra el derecho internacional y contra la humanidad”, dice Willy Brandt el mismo 13 de agosto.

El muro, de una altura de 3,6 metros y dotado de 302 miradores, acabará extendiéndose a lo largo de 155 km, de los cuales 43 dividen en dos la capital alemana.

Entre 1961 y 1989, más de 100.000 personas intentaron huir de la RDA atravesando la frontera entre las dos Alemanias o el Muro de Berlín. Más de 5.000 lograron huir a Berlín occidental. Al menos 136 personas murieron al pie del Muro.

El Muro caerá veintiocho años, dos meses y 27 días más tarde, al hundirse el bloque soviético.

El 9 de noviembre de 1989, los berlineses vuelven a reunirse como se separaron el 13 de agosto de 1961: con lágrimas en los ojos. (AFP)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: